Alicia Martín: el libro como elemento artístico

Biografías, 2012. Instalación realizada con más de 5.000 libros.

Una gran cantidad de libros que emergen de las ventana como si fuesen una explosión de agua, libros que salen de detrás de las paredes, remolinos de libros formando una especie de agujero negro… Estas espectaculares esculturas son obras de Alicia Martín (Madrid, 1964), una artista que se dedica desde principios de los años 90 a crear arte mediante impresionantes esculturas hechas con libros en desuso.

Alicia Martín comenzó a despuntar a principios de los años noventa como artista innovadora en el ámbito de la escultura, aunque su popularidad le sobrevino a principios de los 2000, cuando llevó a cabo diversas acumulaciones en fachadas de edificios emblemáticos de varias capitales españolas realizadas a base de centenares de libros ensamblados, mediante estructuras de alambres que simulan perturbadoras cascadas o remolinos gigantes.

 

Singularidad

En sus manos, el contenido de los libros pierde importancia a favor de la materialidad. El libro es un objeto cotidiano, universal, ergonómico y antropológico que define y retrata al ser humano. Y como tal, nos sirve para reflexionar sobre la memoria, el espacio, la divulgación del conocimiento, el exceso de información, el valor de la imagen o la representación.

 

La artista madrileña Alicia Martín, delante de dos de sus obras, en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid. 

 

Los primeros trabajos de la artista eran representaciones de su cuerpo, o eran representaciones de los objetos cotidianos que tenía al alcance y que modificaba: “Que podía dislocar. No cambiar, no buscar otro significado, sino dislocar el que tiene. Causar cierta extrañeza en ese acercamiento”. Las primeras exposiciones fueron en la sala de Avenida de América. Eran una serie de libros abiertos, con otro tipo de material encima como por ejemplo alfileres. Luego se fue desarrollando un poco más su obra, se fueron uniendo más los libros, haciendo esculturas.

Dislexia de libros.

Actualmente, Alicia Martín explora el libro como objeto y explota su potencial estético a través de esculturas que añaden una dimensión formal a un patrimonio tradicionalmente volcado en el contenido como es el libro. La propuesta artística de Martín contribuye así a una visión de la cultura transversal e interdisciplinaria.

“El libro también en el fondo es un retrato para mí, aparte de ser un artefacto que es como una prolongación del cuerpo, te retrata; te retrata lo que lees, te retrata cómo lo interpretas, cómo lo lees. Es como un objeto antropológico. El acto de leer es un acto muy íntimo, es muy personal. Para mí el libro es un artefacto de dentro afuera. Es un símbolo de muchas cosas. Es un objeto universal, todo el mundo que ve un libro sabe que es un libro. ”

Su obra comprende una valoración del libro como elemento artístico, resaltando sus valores simbólicos y de comunicación.

 

Biografías III, Córdoba, 2009

Biografías VI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *