Bordalo II y el Trash art: el movimiento que transforma los residuos en arte

El término “Trash Art” remite a la posibilidad de crear obras a partir de objetos o materiales de desecho o residuos. Murales, esculturas, intervenciones, pinturas o piezas son algunas de las creaciones posibles.

Por un lado este movimiento hacer surgir la belleza a partir de los residuos, pero más allá del factor estético, los artistas que se inclinan por esta técnica, realizan una denuncia y crean conciencia sobre la cantidad de basura que generamos día a día en todo el planeta.

Tal es el caso de Bordalo II, un talentoso artista y activista portugués que crea, recrea, ensambla y desarrolla ideas con materiales desechables. Según ha explicado, se hace llamar Bordalo II porque el primer Bordalo era su abuelo, el pintor Artur Real Bordalo.

Su trabajo como artista comenzó con el graffiti, pero luego de pasar toda su juventud haciéndolo, optó por hacer algo más, utilizando ciertos conocimientos de la calle como herramientas e inspiración en sus experiencias diarias.

Además del arte, Bordado II es un apasionado de la naturaleza. Por eso su propósito es generar conciencia ecológica y social a través de sus obras.

Su proyecto “Big Trash Aninals”, es una serie de obras de arte que tiene como objetivo llamar la atención sobre un problema actual que suele olvidarse o convertirse en algo trivial. El problema involucra la producción de desechos, materiales que no se reutilizan, la contaminación y su efecto en el planeta.

La idea es representar la naturaleza misma, en este caso los animales, con materiales que son responsables de su destrucción.

“Los animales son los personajes con los que el público se identifica más fácilmente cuando quiero mostrar los estragos de nuestra sociedad en la naturaleza”, dice Bordalo II.

Estas obras están construidas con materiales al final de su vida útil: la mayoría se encuentran en terrenos baldíos, fábricas abandonadas o al azar y algunos se obtienen de empresas que están pasando por un proceso de reciclaje. Paragolpes dañados, botes de basura quemados, llantas y electrodomésticos son solo algunos de los objetos que se pueden identificar cuando se miran las obras en detalle.

Con sus obras, Bordalo II establece un diálogo entre el arte y la naturaleza, y hace visible al ser humano su propia capacidad destructiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *