El coronavirus como la pandemia perfecta para el “capitalismo de la catástrofe”

Naomi Klein explica cómo los gobiernos y la élite mundial explotan la crisis del coronavirus para agigantar las diferencias y la desigualdad

En un encuentro virtual desde su hogar, la periodista y escritora canadiense, Naomi Klein, compartió su visión sobre la crisis del coronavirus y la situación de aislamiento que continua viviendo gran parte del planeta.

Según Klein, en la actualidad la ciudadania se ve gravemente afectada por lo que denomina como, la “doctrina del shock” o “capitalismo de la catástrofe” es decir, “la estrategia política de utilizar las crisis a gran escala para impulsar políticas que sistemáticamente profundizan la desigualdad, enriquecen a las elites y debilitan a todos los demás”.

La escritora explica que la historia está formada por una sucesión de “shocks” (los shocks de las guerras, los desastres naturales y las crisis económicas) y el resultado viene dado por el “capitalismo del desastre”, es decir, “soluciones” calculadas de libre mercado como respuesta a las crisis que explotan y exacerban las desigualdades ya existentes.

El momento se presenta entonces, como ideal para las elites políticas y económicas, que entienden que los momentos de crisis son su oportunidad para impulsar su lista de deseos de políticas impopulares.

Mientras tanto, las personas están demasiado angustiadas y “centradas en las emergencias diarias de sobrevivir a esa crisis, sea cual sea, y tienden a confiar demasiado en los que están en el poder”. Klein plantea que es en estos momentos, donde quitamos un poco los ojos de la pelota y dejamos de estar alertas ante las políticas que puedan perjudicar al común de la población.

Un modelo económico empapado en sangre.

El sistema capitalista “siempre ha estado dispuesto a sacrificar la vida a gran escala en aras de la ganancia. Es un modelo económico empapado en sangre”, denuncia la autora. Y ahora la gente empieza a darse cuenta: “Muchas personas que antes no lo veían están viendo a los comentaristas y políticos de Fox News decir que tal vez deberían sacrificar a sus abuelos para que podamos subir los precios de las acciones. Y se preguntan, ¿qué tipo de sistema es este?”

No es algo nuevo, señala Klein, pero lo más radical es la escala del sacrificio: “Ahora, debido a nuestra profunda crisis ecológica, debido al cambio climático, es la habitabilidad del planeta lo que se está sacrificando. Es por eso que debemos pensar qué tipo de respuesta vamos a exigir, y esta tiene que estar basada en los principios de una economía verdaderamente regenerativa, basada en el cuidado y la reparación”, subraya. 

Cuando la gente habla sobre cuándo las cosas volverán a la normalidad, debemos recordar que la normalidad era la crisis”, advierte. “¿Es normal que Australia ardiera hace un par de meses? ¿Es normal que el Amazonas ardiera un par de meses antes?” La activista denomina la ‘normalidad’ como una inmensa crisis y define como necesario, catalizar una transformación masiva hacia una economía basada en la protección de la vida.

La necesidad de cuidarnos unos a otros.

Como respuesta al “capitalismo de la catástrofe” la autora hace un llamado para restablecer los lazos que nos unen en comunidad y plantea que, lo que revela un momento de crisis como este es nuestra permeabilidad para con el prójimo. “Estamos viendo en tiempo real que estamos mucho más interconectados entre nosotros de lo que nuestro brutal sistema económico quiere hacernos creer”.

“Todo está interconectado” dice, mientras nos pide que abramos los ojos y desarrollemos nuevas herramientas para la desobediencia civil que nos permitan actuar a distancia, que luchemos para que como sociedad construyamos un sistema con sanidad pública, escuela infantil universal y la baja por enfermedad retribuida.

“No es un lugar al que podamos volver: es un lugar que tenemos que construir juntos y un lugar por el que tenemos que luchar”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *