‘Dark’: la filosofía y la ciencia detrás del gran éxito de Netflix

Desde hace algún tiempo, hemos visto crecer la popularidad de series con un tinte más complejo y oscuro. Con el surgimiento de servicios cada vez más distinguidos, la exigencia de los usuarios al consumir producciones de Streaming ha aumentado y lo que se busca, es obtener emociones que sorprendan, que impacten y nos dejen reflexionado.

Este es el cado de ‘Dark’, primera serie alemana producida por Netflix, creada por Baran bo Odar y estrenada en diciembre de 2017. La serie de suspenso y ciencia ficción, cuenta con 3 temporadas, transcurre en la ciudad de Winden (Alemania) y, se centra en cuatro familias cuyos destinos han permanecido atados durante mucho tiempo: los Tiedemann, los Kahnwald, los Doppler y los Nielsen.

‘Dark’ sigue las secuelas de la desaparición de un niño que expone los secretos y las conexiones ocultas entre estas cuatro familias mientras desentrañan lentamente una siniestra conspiración de viaje en el tiempo que abarca tres generaciones. A lo largo de la serie, se explora las implicaciones existenciales del tiempo y sus efectos sobre la naturaleza humana.

Los viajes en el tiempo, ocurren por medio de unas laberínticas cavernas a las afueras del pueblo que conectan diferentes épocas en incrementos de 33 años. Esto hará que la serie vaya oscilando entre diferentes años, épocas y miembros familiares conociéndose entre sí en diferentes épocas de su vida. En ese sentido, y como es evidente, el aspecto filosófico más interesante de ‘Dark’ es las consecuencias del viaje en el tiempo.

Nosotros concebimos el tiempo como algo lineal, donde a un hecho le sucede otro y por lo tanto, los hechos del pasado tienen un efecto sobre la realidad que hoy vivimos. Es decir, que consideramos que lo hecho, no puede ser deshecho, el pasado se concibe como algo fijo; nuestra única posibilidad resulta entonces, actuar en el presente y al hacerlo, afectar el futuro.

En Dark, el pasado no es algo que pueda cambiarse, porque el pasado es algo que está ocurriendo ahora.

En la serie, el tiempo no es lineal sino, una constante circular. Este se repite de manera cíclica y esta concectado de tal manera, que pesar de extenderse a lo largo de un siglo, todos los sucesos ocurren al mismo tiempo. Por lo tanto, el pasado no es algo que pueda cambiarse, porque el pasado es algo que está ocurriendo ahora. El futuro y pasado son entonces, concebidos como una creación artificial, ya que solo existe un presente perpetuo.

SopitasFM on Twitter: "Ya casi se estrena #Dark de @netflix, una de las  mejores series con una historia que ha fascinado a todos 😍 Para que no te  confundas con la 2da

¿Qué opina la ciencia?

Los físicos John Wheeler y Charles Misher plantearon, que el espacio-tiempo podría tener una característica conocida como puente de Einstein-Rosen o agujero de gusano. Es decir, un agujero negro que conectaría dos universos teóricamente separados entre sí, para luego concectar dos puntos distantes entre sí en el espacio/tiempo o ambos. De este modo, no solo sería posible viajar grandes distancias sin percibir el paso del tiempo, sino tambien viajar a ninguna cantidad de espacio, solo retrocediendo o adelantando en el tiempo.

Como es evidente, esto es sólo una hipótesis. Ni está demostrada ni, seguramente, pueda demostrarse jamás, debido a las obvias dificultades de percibir y calcular el tiempo y el espacio como dos entidades estrictamente separadas.  Sin embargo esta es la línea que sigue la serie para fundamentar los viajes en el tiempo: a través de un punto ubicado al interior de las cavernas es posible conectar múltiples escenarios en espacio-tiempo.

Nietzsche y el ‘eterno retorno’

En la serie se hace referencia en varias ocaciones a Friedrich Nietzsche y su idea del eterno retorno es retomada al plantear, que todos los sucesos se repiten en un ciclo sin fin, que no podemos variar bajo ninguna circunstancia.

Es decir, que estamos completamente determinados por los sucesos, dado que nuestros actos ya están decididos, no por un ser superior, sino por nosotros mismos. Nietzsche lanza la hipótesis de que nosotros, en un momento inconcreto fuera del tiempo, tomamos esa serie de decisiones que hacen a nuestra realidad de hoy.

Su hipótesis no es porque en verdad tenga la creencia de que el tiempo es circular. Su eterno retorno no es una instancia metafísica, mucho menos física, sino ética. Es un experimento social en el cual nos pide como lectores que imaginemos la posibilidad de que un demonio se nos apareciera para decirnos que debemos volver a vivir nuestra vida una y otra vez sin poder cambiar absolutamente nada de ella.

Correrás a ver Dark después de leer estas curiosidades - Blog Joinnus

¿Cómo nos sentiríamos? ¿Dichosos o miserables?

En la búsqueda de una reflexión, el experimento concluye con una pregunta:

¿qué debería hacer, qué debería cambiar en mi vida, en cada momento de ella, para que las palabras de ese demonio fueran, ahora y siempre, lo más dichoso que he oído nunca?

Se cree que Dark toma en cuenta esta hipótesis para darle premisa a la serie, por lo que resulta tan compleja para la gente. Y, si bien la serie no profundiza sobre este interesante punto, el tema central que trata es el modo en que experimentamos el mundo y cómo, incluso si intentamos romper con nuestra realidad, no podemos huir de nuestro pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *