Elefantes se emborrachan debido a la ausencia de sus cuidadores por el coronavirus

Si bien la aparición de COVID-19 o coronavirus está trayendo fuertes impactos a los seres humanos, el planeta y el resto de sus seres vivos, empiezan a gozar de cierta libertad que hasta entonces no tenían.

La noticia que rápidamente se viralizó por las redes, tiene como protagonistas a 14 elefantes de la provincia de Yunnan, ubicada en la China suroccidental. Hasta diciembre del año pasado, dicha provincia contaba con 293 elefantes asiáticos silvestres que vivían en un área de 7500 hectáreas que se encontraba en restauración y construcción.

¡Buscaban comida y terminaron emborrachándose!

Lo que sucedió fue que un grupo de 14 elefantes en busca de alimento, debido al aislamiento de sus cuidadores por el COVID-19, entraron a una aldea de Yunnan y bebieron 30 kg de maíz de vino. Luego de dicha ingesta, los elefantes se recostaron en un jardín de té a dormir un buen rato.

Este hecho causo gracia en algunos de los lugareños, quienes tomaron imágenes de la situación y las compartieron en las redes sociales.

Ambos animales fueron encontrados más adelante, en otro terreno donde plantaban té, mientras dormían profundamente producto de la borrachera por consumir las plantas en estado de fermentación

La foto fue dada a conocer por la cuenta oficial de Twitter del policía HGS Dhaliwal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *