Lo dice la ciencia: las personas obsesionadas con la ortografía son las más odiosas

Si eres de las personas que continuamente está pendiente de la ortografía y te sientes frustrado ante los errores tipográficos, será mejor que intentes tomar una actitud más flexible ya que la ciencia ha encontrado el adjetivo para definir a quienes presentan esta peculiaridad en su personalidad: odiosas.

Un estudio elaborado por la Universidad de Michigan ha puesto de manifiesto algo que pocos se imaginaban: aquellos que están obsesionados con la ortografía y el uso correcto de la lengua, son percibidas como mucho más odiosas que las que pasan por alto una tilde mal puesta, por ejemplo.

Feliz obsesión – Canciones para nosotros

Para refutar esta tesis, los investigadores pusieron a prueba a 83 personas con perfiles muy distintos. En la prueba que se realizó, las personas evaluadas tuvieron que leer diferentes respuestas a un anuncio para encontrar habitación.

Entre todas las respuestas al anuncio, había algunas que estaban escritas de forma incorrecta y es ahí donde los investigadores han encontrado que aquellas personas que mayor importancia le brindaban a la ortografía, respondían de forma mucho menos amable.

Estas personas demostraban sentimientos de frustración e irritabilidad al comprobar que no todos se preocupan por la forma en la que escriben. Por su parte, las personas más extrovertidas, no le daban demasiada importancia a los errores y preferían valorar a los candidatos de una forma más relajada.

De esta manera, por medio de las reacciones de los evaluados, se concluyó que el grupo que respondía con un menor grado de sensibilidad a las faltas ortográficas, era menos amable y poseía, una menor tolerancia al error tanto propio como ajeno.

Las personas obsesionadas con la ortografía son molestas

¿Que está detrás de la obsesión por la ortografía?

Según un profesor especializado en el lenguaje de la Universidad de Nueva York, todo se relaciona con las personas que presentan características auto-exigentes en su personalidad y buscan continuamente la perfección.

El experto explicó que la búsqueda por la perfección muchas veces se vuelve exterior a uno y por eso, estas personas pueden terminar juzgando a quienes no tienen buena ortografía. Si bien puede tratarse, manteniendo una actitud más relajada y flexible ante el error, el académico afirma que este comportamiento puede llegar a aumentar considerablemente con el tiempo y que, generalmente es ejercido por mujeres.

Explicó además, que es necesario entender que errar es de humanos y no todos tuvieron la mejor educación, por lo que puedes tratar corregir a otros de una mejor manera para que no te vean como odiosa y aprendan a escribir mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *