Los feminicidios son un negocio rentable para los medios de comunicación

Actualmente, el tratamiento de los casos de feminicidio en los medios de comunicación es un tema de investigación y debate. En la mayoría de los casos, se dan una series de detalles que generan morbo en nuestra sociedad, produciendo así que el miedo, se convierta en un negocio rentable.

Un claro ejemplo fue el tratamiento que los medios realizaron sobre el feminicidio de Fátima, ocurrido el 20 de febrero de este año. La niña de siete años fue secuestrada, abusada y asesinada en la alcaldía Xochimilco.

Los medios digitales y electrónicos destinaron equipos enteros de reporteros para dar a conocer detalles sobre la víctima, pero no hubo ningún tipo de análisis o invitación a la sensibilización, tampoco alguna reflexión que ayudara al combate de los feminicidios o en contra de la violencia de género en el país. Fue una exhibición del caso, pero sin datos periodísticos adicionales.

Así como este caso, podríamos nombrar miles que se dan a conocer cada día en los medios, donde lo que se hace es abusar de los datos recopilados para infundir miedo a los ciudadanos y convertir cada tragedia en un espectáculo.

“Cuando se informa, se informa para atraer espectadores y por lo tanto se produce un espectáculo del crimen”

La antropóloga Argentina, Rita Segato, habla de esto. “En el caso de los femicidios, de las agresiones y de las violaciones, hay una deuda pendiente de los medios con la sociedad. Cuando se informa, se informa para atraer espectadores y por lo tanto se produce un espectáculo del crimen, y ahí ese crimen se va a promover. Aunque al agresor se lo muestre como un monstruo, es un monstruo potente y para muchos la posición de mostrar potencia es una meta”

Entonces, especifica, “el monstruo potente es éticamente criticado, es inmoral, pero a pesar de eso es mostrado como un protagonista de una historia y un protagonista potente de una historia. Y eso es convocante para algunos hombres, por eso se repite”.

Algo semejante ocurre con el tratamiento que los casos realizan sobre los casos de terrorismo. La propagación del miedo es sumamente rentable y los empresas siempre lo han sabido. Generan espacios destinados únicamente a infundir temor y pánico en la sociedad que continua consumiendo veneno mientras cree que se está “informando”.

¿La prensa es parte del problema?

La investigación realizada hace ya cinco años por la organización Oxfam, en República Dominicana da cuenta cómo los medios de comunicación forman parte de este ecosistema de violencia de genero y en la actualidad, continua mas vigente que nunca.

Tras un análisis a las tratamientos de los casos de feminicidios de los principales periódicos del país se encontró que:

  1. El 60% de las noticias y el 26% de los titulares sobre feminicidios, ofrecen detalles sensacionalistas sobre los hechos.
  2. Ninguna de las noticias ofrece información útil para personas que se encuentren en situación de violencia.
  3. Más de la mitad de las noticias atribuyen el crimen a razones emocionales o sentimentales. Las noticias presentan los feminicidios como hechos aislados o espontáneos, sin conectarlos con su contexto social, cultural e institucional.
  4. Revictimización: las noticias relacionan los motivos del criminal con el comportamiento de la víctima. Colocan así la culpa sobre la victima y ejercen así, otra forma de violencia.

Como es posible apreciar, los medios de comunicación no solo utilizan los feminicidios como un negocio sino que además reducen a las mujeres asesinadas a estereotipos, las deshumanizan y continúan violentándolas aun después de muertas al naturalizar y hasta justificar los crímenes misóginos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *