Leer perjudica seriamente la ignorancia

Dicen las malas lenguas que a la lectura únicamente hay que dedicarle algunos ratos perdidos; y es que la gran mayoría, concibe la actividad de leer como tiempo muerto. Sin embargo, se ha demostrado que leer conlleva múltiples beneficios como ejercicio mental.

La lectura sostenida y prolongada en el tiempo como hábito, favorece la concentración y la empatía, previene la degeneración cognitiva y hasta promueve el éxito profesional.

🇻🇪¡¡AZUCA!! y ¡¡OLÉ!!🇪🇸 auf Twitter: "#DíaInternacionalDelLibro 📚  #TodosConVenezuela 🗣Aviso para q lo tomen en cuenta “La lectura perjudica  seriamente a la ignorancia” y como lo dijo nuestro Libertador "Nos han  dominado más

En este mismo momento, mientras lees este texto, tu hemisferio izquierdo se encuentra trabajando a alta velocidad con el objetivo de activar diferentes áreas de tu cerebro. Tus ojos recorren el texto en la búsqueda por reconocer la forma de cada palabra y cada letra y tu corteza inferotemporal, se activa transmitiendo la información que recibes al leer, hacia otras regiones cerebrales. Tu cerebro repite constantemente este proceso mientras lees.

Pero no solo tiene beneficios sobre la imaginación y la concentración, la lectura además promueve la mejora de las habilidades sociales. Si eres lector, seguramente te habrás identificado con los personajes de las historias que lees y eso ha producido que te encuentres más abierto a ponerte en los zapatos del otro, eso querido lector, es tu empatía desarrollándose.

Según estudios psicológicos, el hábito de leer es sumamente terapéutico porque el poder de la mente es tan intenso que con cada lectura, recrea lo imaginado, activando las mismas áreas cerebrales que se accionarían si se ejecutara la acción en la realidad. Es decir, que al leer se estimulan zonas del cerebro que no funcionarían de otra manera.

Chapa Leer perjudica gravemente la ignorancia

Sobre las consecuencias de crecer en un hogar donde hay libros

Cuando leer resulta un hábito de vida y este se traspasa de generación en generación, sus consecuencias pueden ser realmente alucinantes.

En tiempos donde los niños reciben constantes estímulos de diversos aparatos tecnológicos y como padres, nos vemos en la disyuntiva sobre si debemos permitirles hacer uso de estos aparatos, resulta imperioso que continuemos fomentando la lectura como actividad principal de entretenimiento.

Al principio puede llegar a no resultar tan atractivo, ya que los resultados tardarán en llegar pero es precisamente por eso que la lectura se trata de consecuencias duraderas, enraizadas en la subjetividad del lector. Y es que como dice el dicho, “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

Como ejemplo de esto, puede tomarse un estudio llevado a cabo por la Universidad de Canberra y la Universidad de Nevada donde se analizó la información de 160 mil personas de entre 25 y 65 años, bajo la pregunta central: ¿Cuántos libros recordaban que había en su hogar cuando tenían 16 años?

Como es de esperar, las respuestas fueron muy variadas. El máximo se encontro en la región de Noruega con un promedio de 212 libros y el mínimo en Turquía, donde la cifra alcanzó a los 27 volúmenes.

Vivir sin Leer,seria Vivir sin Vivir: LEER perjudica gravemente la  ignorancia

Pero lo interesante, radica en que la investigación constató que el efecto de crecer en un hogar donde haya libros se mantiene independientemente de la cantidad de libros disponibles para leer. En general se observó que incluso una persona con apenas 9 años de escolarización, si crece rodeada de libros y cultiva el hábito de la lectura, puede tener los mismos niveles de alfabetización y conocimientos que otra que cursó estudios universitarios pero ha vivido desde siempre lejos de los libros.

Por lo que se observa, lo verdaderamente trascendental es estar en contacto permanente con los libros, tenerlos cerca, al alcance, de tal modo que se consideren objetos cotidianos.

Así de usuales, así de necesarios, así de vitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *