“¿Qué tienen los pobres en la cabeza?”

“Es mentira que el pobre es pobre porque quiere. Esa vida uno la naturaliza porque es la única que conoce”.

Quien hace esta afirmación es Mayra Arena, una argentina que se describe como una “coleccionista” de todos los prejuicios hacia los pobres: es hija de madre soltera, no conoce a su padre, tiene muchos hermanos, dejó la escuela a los 13 y a los 14 fue madre.

La joven de 28 años protagonizó una exposición llamada “Qué tienen en la cabeza los pobres”, en la que intentó “desmitificar” algunos de los grandes prejuicios que tiene una parte de la clase media y alta, sobre las personas de bajos recursos.

“¿Qué tienen los pobres en la cabeza? seguro se lo escucharon alguna vez a alguien preguntárselo. Se lo preguntan cuando nos ven tener muchos hijos, cuando nos ven ser violentos, cuando nos ven usar zapatillas traídas de otro planeta, pero sobre todas las cosas cuando ven que los pobres seguimos siendo pobres”, dice Mayra en el comienzo de su charla.

La joven reflexiona, en los 13 minutos de duración de la charla, sobre los prejuicios de clase con los que suele mirarse a la pobreza y comparte su propia experiencia de haber crecido en una villa de la ciudad de Bahía Blanca en Argentina.

La Argentina cuenta que al empezar la escuela se dio cuenta que era pobre porque a diferencia de sus compañeros, sus útiles escolares habían sido cedidos por el Estado y su ropa prestada por un vecino.

“La realidad es que la violencia empieza a ser una forma de vengarse de los demás por todo eso que ellos tienen y vos no.  Y además, incorporamos erróneamente la idea de que cuando somos violentos nos tienen otro respeto, porque cuando una empieza a ser violenta, te dejan de preguntar por qué tenés las zapatillas rotas, por qué tu mochila es tan vieja, por qué nunca traés lo que pide la seño, por qué tus útiles son de varón…”.

Quién es Mayra Arena, la autora de la charla TED del momento - Clarín

Sobre el fenómeno de la pobreza y la multitud de hijos, sentenció: “Los pobres tenemos hijos porque es lo único que podemos tener y tenemos muchos, porque encontramos en cada hijo una razón para levantarnos todos los días, a pesar de nuestra pobreza”

Hacia el final de la charla, Mayra, terminó con un llamado de atención hacia los prejuicios de gran parte de la sociedad para con los pobres y reflexionó sobre por qué no nos escandalizamos como sociedad, cuando vemos una persona durmiendo en la calle.

“Es una injusticia que a los pobres se nos condene por no ser educados, pero nadie se pregunta jamás si recibimos educación. Y a los pobres se nos condena por no ser respetuosos, pero nadie se pregunta si alguna vez recibimos respeto. Y si me pongo un poco más sentimental y abstracta, a los pobres se nos juzga mucho por ser fríos y poco amorosos, pero nadie se pregunta si alguna vez recibimos


En una entrevista para la BBC Mundo, la joven que ahora vive en Buenos Aires y estudia Ciencia Política, dice que a pesar de haber salido de la pobreza nunca se va a sentir de clase media.

“Uno puede salir de la pobreza, pero la pobreza no sale de uno. Hay algo ahí que queda”.

Por último, planteó que para ella, la solución a la pobreza no es únicamente una responsabilidad del Estado sino que tiene que surgir de cada rincón del la sociedad. Concluyó que los prejuicios y el desprecio que existe en muchos sectores de nuestra sociedad hacia los pobres, solo generan resentimiento de clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *