Una niña de 8 años recibe regalos de los cuervos que ha estado alimentando durante 4 años

Gabi Mann es una niña de 8 años que vive en Seattle y cada cierto tiempo le llega a su casa un regalo pequeño y especial. Ella guarda todos y cada uno de los que recibe, porque proceden de unos amigos muy especiales para ella: la bandada de cuervos de su vecindario, que le traen chucherías brillantes como regalos de agradecimiento por alimentarles desde que Gabi tenía 4 años.

Mucha gente ama a los pájaros en su jardín, pero es raro que ese afecto sea correspondido. Pero Gabi tiene más suerte que la mayoría; ella alimenta a los cuervos en su jardín, y ellos le traen regalos a cambio.

Estos “regalos” consisten en botones, piezas de Lego, trozos de metal e incluso una cuenta en forma de corazón. Una vez incluso le trajeron una diminuta pieza de metal con la palabra “mejor”. Pueden no parecer gran cosa, pero forman parte de la colección más preciada de Gabi.

Cuando Gabi, de 8 años, empezó a alimentar a los cuervos de su vecindario…

…¡ellos empezaron a agradecérselo con regalos!

Estos “regalos” consisten en botones, piezas de Lego, trozos de metal e incluso una cuenta en forma de corazón. Una vez incluso le trajeron una diminuta pieza de metal con la palabra “mejor”.

Le traen cualquier cosa brillante que les quepa en el pico.

Gabi tiene una colección de estos preciosos regalos y etiqueta los que más le gustan.

Su favorito es una pieza de metal con la palabra “mejor”. “No sé si conservarán ellos la parte que dice ‘amigo’.”

¡Una vez incluso devolvieron la tapa del objetivo de la cámara que Lisa, la mamá de Gabi, había perdido!

1 Comment

  1. Que historia tan bonita, limpia y sincera de los seres vivos que nos acompañan y que en este caso aves, devuelven amor a la niña que reconocen como su ama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *