En la India, un grupo de mujeres produce 10 mil pajitas al día usando hojas de coco caídas

Es bien sabido por todos nosotros que los productos fabricados a base de plástico están ocasionando un daño irreparable a nuestro planeta. Por esta razón, en los últimos años se han estado llevando a cabo una serie de iniciativas que producen artículos biodegradables como una alternativa respetuosa con el medio ambiente.

Este es el caso de una compañía de la India, que en la búsqueda por desarrollar una alternativa natural a las pajitas de plástico, se encontró con que las hojas caídas de palmeras productoras de coco, podían ser utilizadas para tal fin.

Esta revolucionaria iniciativa fue concebida y desarrollada por la compañía Evulogia Eco Care la cual fue fundada en el año 2018 en la ciudad de Bangalore. Según hemos podido saber, mujeres que trabajan para dicha empresa, se encuentran fabricando 10 mil pajillas biodegradables diariamente.

Resultado de imagen para En la India, un grupo de mujeres produce 10 mil pajitas al día usando hojas de coco caídas

El proceso para la creación de estas pajitas biodegradables comienza con la recolección de las hojas caídas para luego llevar la materia prima a lavar, secar y finamente darle una nueva forma que la reconvierta en una pajita.

“Mientras que el nervio central que sostiene las hojas de coco se usa para hacer escobas, las hojas se desechan como desechos agrícolas en las granjas. Las pajitas se fabrican con esas hojas descartadas después de que se someten a un intenso proceso de limpieza”, afirmó Manigandan Kumarappan, fundador de la compañía, en una entrevista con el medio The Better India.

Kumarappan explicó que “las hojas se someten a un proceso de calentamiento a presión que es un método de limpieza profunda. Con una máquina desarrollada internamente, las hojas se lavan en vapor a 120 grados centígrados, lo que ayuda a suavizarlas y enrollarlas fácilmente en pajitas“.

“Con la ayuda de tres empleados internos, hicimos una máquina enrolladora que es como una máquina de coser que ayuda a enrollar las hojas en pajitas. El dispositivo se alimenta manualmente aplicando presión con los pies. Esto ayuda a enrollar las hojas manteniendo el diámetro deseado de 3 milímetros”.

No obstante, desde la compañía remarcaron que casi todo el proceso de fabricación es realizado por mujeres. Esto, se debe a que la historia ha estado marcada por una profunda desigualdad de género y la medida tiene como objetivo equilibrar la balanza de oportunidades en la región.

En la actualidad, las revolucionarias pajitas ya se distribuyen en Canadá, Emiratos Árabes, Alemania y Estados Unidos. Se espera que la compañía continúe creciendo hasta llegar a todo el mundo.

¿Qué te parece esta iniciativa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *