Este padre se tatúa la mancha de nacimiento de su hijo para hacerlo sentir más seguro de sí mismo

Lamentablemente, desde nuestros primeros años nos vemos expuestos a estereotipos de belleza que de manera inconsciente van moldeando nuestro propio ideal de belleza, nuestro “deber ser” físico a través del cual podremos alcanzar la aprobación ajena y propia. Pero, ¿Qué sucede cuando algo en nuestro cuerpo escapa a esos parámetros? La baja autoestima nos invade y afecta la manera en que nos percibimos así como también, las relaciones que tendemos a forjar con quienes nos rodean.

La incomodidad de no poder ser ‘perfectos’ cala en lo más hondo de nuestra subjetividad y puede llegar a afectar gravemente nuestra salud emocional. Eso mismo notó Derek Prue, un padre que comenzó a observar cómo su hijo empezaba a manifestarse algo incómodo con su mancha de nacimiento que cubre buena parte de su pecho.

Preocupado por su hijo, este padre se dispuso a hacer hasta lo imposible con tal de calmar su dolencia emocional, y decidió tatuarse la forma de su mancha de nacimiento para transmitirle comprensión y seguridad.

Papá se hace un tatuaje idéntico a la mancha de nacimiento de su hijo

No lo dudé ni un segundo… Mi hijo estaba cada vez más incómodo a medida que crecía, y tuve la idea de tener la misma marca que él… Lo vi como una oportunidad de hacerlo sentir más cómodo consigo mismo”.

Derek

Decidido a cometer tal acto de amor, este maravilloso padre se dirigió a Juicy Quill Tattoo, un estudio de piercings y tatuajes cerca de su hogar en Alberta, Canadá. El valiente hombre y el tatuador tuvieron que pasar más de 30 horas a lo largo de varias semanas, para lograr que el tatuaje se viera igual a la marca de nacimiento de su hijos.

Un padre se tatúa la mancha de nacimiento de su hijo para solidarizarse con  él

Una vez terminado el tatuaje, Derek le mostró la sorpresa a su pequeño hijo quien se mostró completamente sorprendido y emocionado al respecto. Juntos, permanecieron horas ese día jugando en la piscina.

Cabe destacar que, por vergüenza a su marca, el chico había comenzado a llevar una camiseta para cubrir su propia mancha en el agua, pero se alegró tanto cuando se enteró de lo que había hecho su padre, que recuperó la confianza para poder quitarse la remera y jugar sin temor a la mirada ajena.

En efecto, el acto de solidaridad de su padre le dio a Derek Jr. la fuerza para aceptarse.

“Ahora tenemos las mismas marcas para toda la vida”

DEREK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *