‘Frankenstein’: El extraño árbol que produce más de 40 tipos de fruta

Fue creado por un profesor de Arte de la Universidad de Siracusa, Estados Unidos, en base al injerto de distintas variedades de plantas.

La capacidad para producir más de cuarenta especies de fruta es una de las principales cualidades que posee “Frankenstein”, una curiosa creación de Sam Van Aken, docente de Arte en la Universidad de Siracusa, en el estado de Nueva York, Estados Unidos.

El innovador profesor, contó con el asesoramiento de un equipo profesional de biólogos y agricultores, los cuales aportaron sus conocimientos sobre el injerto de brotes de distintas plantas. De acuerdo al tiempo de crecimiento de cada variedad, el árbol cambia continuamente de color y de aroma.

El común denominador de los componentes esenciales es que, en todos los casos, se trata de plantas “de hueso”, lo cual significa, que se sostienen en un tronco o ramas. Hasta el momento, más de 20 ejemplares Frankenstein fueron plantados en museos de arte, campos universitarios y terrenos privados de Estados Unidos.

El árbol «Frankenstein» donde crecen más de 40 tipos de frutas – Real  Noticias

El especial árbol presenta diferentes combinaciones; y es que el proyecto de Van Aken utiliza más de 250 variedades de fruta. Por esta razón, el público goza de la posibilidad de apreciar diversos modelos de Frankenstein en ciudades como Arkansas, Kentucky, Maine, Massachusetts, Nueva York, Pensilvania y Nueva Jersey.

“Es una escultura a través de injertos”

“Lo veo como una obra de arte, un proyecto de investigación y una forma de conservación. Es escultura a través de injertos“, afirmó sobre su trabajo más trascendente Van Aken.

El increíble "árbol Frankenstein", del que crecen 40 tipos de frutas -  Infobae

Al proyectar, el innovador docente sueña con algún día crear el “árbol de las cien frutas” y tiene como objetivo, colocar pequeños huertos urbanos llenos de estos árboles por todo el planeta, algo que podría llegar a ser sumamente beneficioso para aumentar la diversidad de frutas en general.

Para poder realizar su iniciativa, el docente se encargó de rescatar el preciado patrimonio vegetal de un huerto de la Estación de Agricultura Experimental de Nueva York, luego de enterarse que iba a ser demolido, después de 150 años de actividad continua.

¿No es maravilloso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *