Genial profesor universitario te da el método y la motivación correcta para dejar de procrastinar

El simple pero contundente método para dejar de procrastinar del genial Jordan Peterson

El doctor Jordan Peterson, profesor de psicología de la Universidad de Toronto, ha investigado durante décadas los mejores predictores para determinar el éxito de una persona a largo plazo en la vida; y, según sus conclusiones, procrastinar es uno de los factores que más afectan el desarrollo y la felicidad duradera de las personas. Por este motivo, Peterson creo un método para ayudar a las personas a dejar de procrastinar y ponerse a trabajar para lograr todo aquello que deseen.

Como primer punto, el profesor de psicología señala que se debe hacer una evaluación situacional (dónde estás, a dónde quieres ir) de la cual se deriva una motivación (para los extrovertidos es tener más amigos, para los cordiales es una relación íntima, para los de alta apertura es la actividad creativa, para los neuróticos, seguridad, etc.). Esta es parte esencial de vencer la procrastinación: establecer una meta clara y valiosa. 

Llegando a este punto, la idea se basa en desarrollar una visión a mediano y largo plazo de lo que quieres para tu vida. Para esto Peterson recomienda escribirlo, ya que al escribir solemos clarificar y ordenar nuestro pensamiento. Peterson mantiene que es importante evitar ser ambiguo y vago en las metas para protegerse y evitar fracasar; si se hace esto, como no se está realmente avanzando a la meta que se desea, en realidad se está fracasando todo el tiempo.

Una vez que se tiene la meta, incluyendo aspectos particulares (cómo te gustaría que fuera tu relación con tu pareja en 5 años, tu salud, tu trabajo, etc.), ésta se descompone en microprocesos. Estos microprocesos se enmarcar dentro de una estructura de recompensas utilizando el sistema de dopamina del cerebro. De esta manera, cada vez que realices una acción en la búsqueda por llegar a la meta, tu cerebro producirá emociones positivas que te harán más fácil el camino

Para ir en dirección de la meta general, es fundamental crear un horario que permita el cumplimiento de microrutinas; el horario no debería ser concebido como una prisión a la cual debes ajustarte sino utilizarlo a tu favor. Al establecer esto negocias contigo mismo la proporción adecuada de recompensa y responsabilidad, como si estuvieras negociando con alguien que te importa y quieres, porque de otra manera no funciona, explica Peterson.

Como motivación, Peterson ofrece cifras contundentes. En promedio, en Estados Unidos la hora de trabajo de una persona se paga 50 dólares; si se mal-gestionan  6 horas al día (el promedio de tiempo gastado consumiendo medios digitales y demás distracciones) esto representa 2 mil dólares a la semana y 100 mil dólares al año, eso es lo que perdemos al procrastinar. Pero el doctor plantea que hay que hacer un cálculo de lo que vale tu tiempo y pensar, ¿le hubieras pagado esa cantidad a alguien por esa hora que pasaste procrastinando? E incluso si asumes que tu tiempo casi no vale nada, Peterson observa el hecho de que cuando desperdicias tu tiempo generalmente lo que ocurre es que te sientes mal contigo mismo, no entras en un estado de dicha (el gran mito de nuestra época es pensar que no tener que hacer nada, que no tener responsabilidades es lo que determina el éxito y la felicidad).

Genial profesor universitario te da el método y la motivación correcta para  dejar de procrastinar -- La Ciencia del Espíritu -- Sott.net

Otro consejo que nos regala el doctor Peterson es parar de hacer las cosas que ya sabes que debes dejar de hacer. El doctor Peterson señala que la forma en la que un individuo crece realmente es plantando cara a las cosas a las que le tiene miedo, por lo cual es fundamental empezar a dejar de hacer las cosas que sabemos que nos hacen daño y comenzar a hacer las cosas que sabemos que nos hacen bien (y nos llevan a nuestra meta) pero nos cuestan trabajo o nos dan miedo. Resulta adecuado además, plantear que clínicamente se ha encontrado que enfrentar estas cosas fortalece a una persona, y esto desbloquea su potencial y presenta la posibilidad de realmente superar todo aquello que actualmente nos hace sufrir.

Realmente no somos conscientes de las persona en la que nos podemos convertir si dejamos de desaprovechar nuestro tiempo y comenzamos a invertir en nuestra felicidad. ¿Qué estas esperando para hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *