Hoy nos visitan: La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos

“Lo que pensamos de la muerte sólo tiene importancia por lo que la muerte nos hace pensar de la vida.”

Pocas frases como esta de Charles de Gaulle definen mejor la postura que los mexicanos tienen ante la muerte y de la que presumen con tremendo orgullo cada año en el Día de Muertos.

Mientras que en la mayor parte del mundo, el 2 de noviembre es una fecha marcada por la tristeza y las lagrimas, en México abunda un halo de fiesta, baile, cantos y color. De festejo por la vida y reencuentro con aquellos seres queridos que han fallecido.

Esto se debe, a que en la cosmovisión indígena, el Día de los Muertos representa el retorno transitorio de las almas de los difuntos, quienes regresan a casa, al mundo de los vivos, para convivir con los familiares y para nutrirse de la esencia del alimento que se les ofrece en los altares realizados en sus honor. 

Cómo se celebra Día de Muertos? Las mejores tradiciones en México

Esta particular forma de festejar el Día de los Muertos, en la actualidad está más afianzada que nunca. La tradición ha sabido pasar de generación en generación y muchos jóvenes, se encuentran desde sus hogares, rindiendo culto tras la perdida de sus allegados.

Y es que no es un 2 de noviembre como cualquier otro, la pandemia ha obligado a limitar esta vez las tradicionales visitas a cementerios y panteones de México por parte de familiares que, cada año, comparten con quienes ya no están su comida y música favoritas. Además estarán prohibidos los clásicos desfiles donde la catrina, la icónica calavera sonriente popularizada por Diego Rivera, era su mayor símbolo.

Visita estos lugares poco conocidos para "El día de Muertos" - National  Geographic en Español

La muerte como metáfora de la vida

En la celebración del Día de Muertos, la muerte no es pensada en torno a una ausencia sino a una presencia viva; la muerte representa una metáfora de la vida que se materializa en el altar ofrecido: quienes hoy ofrendan a sus muertos serán en el futuro  invitados a la fiesta. Bajo esta lógica, se trata de una celebración que conlleva una gran trascendencia popular ya que comprende diversos ámbitos de significación, desde los filosóficos hasta los materiales.

En definitiva, el Día de Muertos es considerado como una celebración a la memoria, un ritual que privilegia el recuerdo por sobre el olvido.

Por ello, hoy más que nunca debemos celebrar la vida y recordar, que siempre habrá una relación inquebrantable con nuestros seres queridos, a través del recuerdo, aun estando separados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *