“No quiero hijos, ni hoy ni nunca”, joven se liga trompas de falopio a los 22 años

La estudiante de Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires, explicó que siempre supo que no quería tener hijos por lo que optó por este método anticonceptivo.

Después que un ginecólogo infringiera la ley y se rehusara dos veces a realizarle la intervención, Ailín Cubelo Naval, estudiante argentina de 22 años, logró ligarse las trompas de falopio y pudo quitarse el estigma de la maternidad obligatoria que tanto le pesaba.

En una entrevista para el periódico Infobae, Ailín refirió que para ella resultaba natural el deseo de no ser madre, tanto como para muchas mujeres es natural querer serlo.

Joven se liga trompas de falopio a los 22 años - mundo

Como a algunas personas el deseo de ser madres les es natural, para mí era natural no serlo. Me ligué las trompas porque no quiero tener hijos ni ahora, ni nunca”, contó al medio de comunicación. “Más o menos así debe haber sido para muchas mujeres o personas con capacidad de gestar. Me refiero a esos comentarios tipo ‘y ¿qué nombre le vas a poner a tus hijos?’ o ‘¿a qué edad quieres ser mamá?’. Éramos nenas de 8 o 9 años pensando en tener hijos“, cuestiona Ailín.

Según relata, no se cuestionaba la maternidad ni se daba la oportunidad para deseas un futuro que no incluyera hijos, era una pregunta que siquiera se formulara. “Yo siempre contestaba ‘después de los 30’ o ‘yo quiero uno solo’. Como no me daba cuenta de que quizás no quería ser madre, me excusaba o alargaba los plazos”, explicó. “La idea de la nena que cuida, que materna, se inculca desde el jardín de niños”.

Y es por eso -y por elección propia- que a la edad de 22 años, decidió ligarse las trompas de falopio, bajo el argumento de que nunca querrá tener hijos. “No quiero dedicarle 20 años de mi vida a una persona. ¿Traer a una persona más a este mundo así como está, a formar parte de esta sociedad, con esta escasez de recursos? ¿Vivir con miedo de que le pase algo si es mujer o con miedo de que haga algo si es varón? ¿Tener un hijo para dejar un legado? ¿Qué legado?”.

Joven de 22 años se liga las trompas para no tener hijos – Noticieros  Televisa

Históricamente, la ligadura de trompas se ha relacionado más con aquellas mujeres que después de tener algún hijo deciden someterse a la intervención quirúrgica para no tener más, por lo que ningún cirujano accedía a realizársela. La estudiante de Ciencia Política contó además, que los médicos se rehusaban a realizarle la intervención argumentando que con el tiempo se arrepentiría de la decisión por lo que era mejor esperar.

La ligadura de trompas, refiere al método anticonceptivo quirúrgico por el cual se impide el paso de los óvulos al útero. Está pensado para ser permanente pero lo cierto es que, en caso de arrepentimiento, la persona podría tener hijos biológicos a través de una fertilización in vitro.

¿Qué opinas?

2 Comments

  1. Saludos…No se cómo entender, sí es que cabe la palabra, a la niña que no desea ser madre…Dice que lo ha sentido desde siempre… Es muy complicado…Tiene todas las estructuras, las ingenierías biológicas, para ese propósito…Que la conciencia está “determinada”, por el sustrato material, en este caso, su condición natural de género…Encuentro extraño ese sentimiento que la domina; lo coherente sería, es que deseara ser madre…Asistimos a un caso inverso…La conciencia, tendría una cualidad opuesta…No aporta más razones o causas…Me parece débil esa resolución, entendiendo, que así como está el mundo…Queda una gran interrogante…Hay al parecer un vacío paradójico…

  2. Le aplaudo la decisión. Ahí si es congruente entre su cuerpo y lo que quiere para ella. No como las que dicen aborto a conveniencia, por q el aborto legal ya está tipificado y los procesos autorizados; pero, por el q abogan las féminas mal informadas o berrinchudas las convierte en asesinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *