“Prefiero construir escuelas a comprarme 10 Ferraris”: Mané, futbolista de Senegal

Sédhiou en el país de Senegal, es conocida por ser una de las ciudades con mayor pobreza a nivel mundial. Sin embargo, desde el año 2012 comenzó a ser nombrada cada vez más por los grandes medios de comunicación masiva, gracias al talento y gran corazón de uno de sus habitantes, el futbolista Sadio Mané.

Mané se hizo mundialmente conocido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 donde logró llamar la atención de los más prestigiosos clubes del mundo, y su gran participación en los torneos le ha valido el Balón de Oro africano. 

El Liverpool renueva a Mané - AS.com

En la actualidad, Mané juega en el Liverpool Football Club, y el periodismo asegura que posee una remuneración aproximada de quince millones de euros, dinero que utiliza en gran porcentaje para construir escuelas, dar comida y ropa, elementos y oportunidades a niños en situación de pobreza extrema de su ciudad natal.

Además, con el objetivo de incrementar el poder adquisitivo de las familias de su pueblo y contrarrestar la amplia brecha de pobreza, todos los meses entrega a cada hogar 70 dólares, que ayudan a cubrir los gastos de algunas necesidades básicas que necesitan para sobrevivir.

Este magnífico jugador no olvida que su éxito se debe en gran parte a su comunidad que creyó en él y sin importar la falta de dinero, hicieron lo imposible por juntar hace casi 10 años, los recursos para que pudiera competir fuera de su país y convertirse en el profesional que es actualmente.

En una entrevista con el periódico Aleteia, Mané reflexionó al respecto y planteo esta profunda idea: “¿Para qué quiero 10 ferraris o 20 relojes con diamantes (…) ¿Qué haría eso por el mundo? Yo pasé hambre, trabajé en el campo, jugué descalzo y no fui al colegio. Hoy puedo ayudar a la gente”.

¿Qué opinas de él?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *