Publican manuscritos inéditos de Sigmund Freud

Nadie puede discutir el tremendo legado que nos ha dejado Sigmund Freud. Hombre de pocos tapujos, puso en jaque el reinado de la razón como ordenadora del mundo que había impuesto la Modernidad, para plantear la idea de que los seres humanos no dominan la totalidad de sus actos de manera consciente.

Hoy en día, su obra perdura y su legado sigue más vigente que nunca. Sin embargo, muchos de sus escritor se han extraviado con el paso del tiempo ya que el padre del psicoanálisis escribía de puño y letra. Gracias a los psicoanalistas argentinos, Juan Carlos Cosentino y Lionel Klimkiewicz, el mundo tiene acceso ahora a una traducción de cuatro volúmenes de textos importantes de Freud, realizada a través de los manuscritos inéditos del famoso psicoanalista vienés.

Obras Completas – Juan Manuel Martínez

 Los cuatro volúmenes publicados por Mármol Izquierdo Editores son El yo y el elloMás allá del principio del placerFetichismo y otros textos. Correspondencia: el caso A.B. y Das Unheimliche, los cuales además, fueron declarados de interés por la Comisión de Cultura del Congreso argentino y por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los volúmenes mencionados cuentan también con fotografías de los manuscritos para dar cuenta de su veracidad. Además, las últimas versiones publicadas vienen con documentos inéditos y comentarios de Cosentino y Klimkiewicz.

“Fue un poco increíble”, dice Cosentino, uno de los psicoanalistas, sobre cómo se salvaron los manuscritos, teniendo en cuenta los tiempos que corrían a nivel mundial en que Freud los escribió. “En 1933 se habían quemado los textos de Freud junto con otros textos importantes de otros autores, en varias universidades de Alemania. Todavía la invasión nazi no había llegado a Austria. Y Freud, que era un poco remiso a abandonar Viena, llegó un momento en que no le quedó otra que irse. Se fue y se pudieron llevar la mayor parte de los manuscritos. A Freud le gustaba redactar y publicar y no guardaba los documentos previos, pero alguna vez le dijeron que podían representar algún dinero para sus nietos y, a partir de 1914, los empezó a guardar. Entonces, que se hayan conservado y que hayan llegado al exilio londinense es bastante impresionante“, plantea el profesional.

“La obra de Freud (…) es una obra abierta”.

Klimkiewicz agrega el dato de color, planteando que Freud cuidaba mucho su estilo de escritura. “Escribía demasiado bien. Incluso, esas primeras versiones que las hacía de corrido, estaban muy bien escritas de por sí. Nuestro trabajo con los manuscritos trata de rescatar también toda esa tarea de cómo Freud iba elaborando, ya que él corregía hasta último minuto. Entonces, desde el trabajo de pensar las correcciones, las tachaduras, las abreviaturas, todo lo que descartaba, todo lo que repensaba, todo eso es el trabajo que nosotros queremos mostrar con los manuscritos porque, como decía Borges, no hay un texto definitivo. Borges decía que publicamos por religión o por cansancio. Pero no hay texto definitivo. Y ésta es la idea que nosotros queremos transmitir, de no hacer de la obra de Freud un texto religioso sino mostrar que es una obra abierta, y mostrar la labor constante que hacía Freud con sus propios textos”, sintetiza Klimkiewicz.

Presentan la colección de libros “Los Manuscritos de Freud” « Diario La  Capital de Mar del Plata
Freud Mas Allá Del Principio De Placer. Manuscritos Inéditos | Mercado Libre
Queremos compartirles por este medio la... - Juan Carlos Cosentino |  Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *