Después de 800 años, se podrá volver a ver a la Estrella de Belén en el cielo

El fenómeno se produce como consecuencia de la alienación de los planetas Júpiter y Saturno.

El 2020 fue sin dudas, un año de sorpresas. Tal es así, que a pocos días de culminar, nos brindará un espectáculo que no se suscitaba desde hacía casi 800 años: El fenómeno astrológico conocido como “la gran conjunción” se produce como consecuencia de la alienación de los planetas Júpiter y Saturno y da como resultado, la reconocida Estrella de Belén de las sagradas escrituras.

El experto en astronomía Patrick Hartigan de la Universidad Rice, señaló que “las alineaciones entre estos dos planetas son bastante raras, ocurren una vez cada 20 años aproximadamente. Pero esta conjunción es excepcionalmente rara debido a lo cerca que se verán los planetas”.

Desde dónde y cómo se puede ver la gran conjunción entre Júpiter y Saturno?

La última vez que se dio este fenómeno fue un 4 de marzo de 1226 y la próxima vez que ocurra, será el 15 de marzo de 2080. A su vez, al espectacular evento se le suma la particularidad de que la Estrella de Belén se podrá apreciar a pocos días de Navidad, lo cual aporta un alto grado de misticismo para las personas creyentes del catolicismo, ya que el relato tradicional cuenta que esta estrella fue la que guio a los Reyes Magos hacia el pesebre donde se produjo “el nacimiento de Jesús”.

Júpiter y Saturno - Encuentro de Gigantes: la Gran Conjunción de Júpiter y  Saturno

¿Cuándo podrá verse?

El fenómeno podrá verse hasta este 21 de diciembre. La luz de los planetas hará que la “Estrella de Belén” sea visible en el firmamento a simple vista. Sin embargo, en la noche del 21 de diciembre será el momento ideal para verla.

“En la noche de la aproximación más cercana, el 21 de diciembre, se verán como un planeta doble, separados por solo 1/5 del diámetro de la Luna llena”, explicó el experto en astronomía, Hartigan.

¿Dónde se verá este fenómeno astronómico?

Conjunción Júpiter Saturno 2020 en Acuario: qué significa

Se espera que, con ayuda de un buen clima, la conjunción sea visible en todo el mundo, con la mejor perspectiva para quienes se encuentran cerca del Ecuador.

“Cuanto más al norte esté un espectador, menos tiempo tendrá para vislumbrar la conjunción antes de que los planetas se hundan bajo el horizonte”, planteó Hartigan. En el Hemisferio Sur ocurre lo contrario ya que cuanto más al sur esté una persona, menos tiempo tendrá para observar el fenómeno.

Para potenciar la experiencia, los expertos recomiendan la utilización de un telescopio que nos ayude a apreciar con detalle la conjunción de los planetas, aunque esto no es requisito ya que el evento será visible a simple vista.

¡A preparar los pochoclos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *