Una madre tiene un bebé con el marido de su hija después de pagarle la boda de sus sueños

Una joven llamada Lauren Wall ha visto como su vida se convertía en una pesadilla luego de enterarse, de que su madre había tenido un bebé con el que hasta hace pocas semanas era su marido.

Wall contrajo matrimonio con su entonces pareja, Paul White, el 14 de agosto del año 2004, la cual ella calificó como la boda de sus sueños. Según afirmó el periódico británico The Mirror, la boda, no obstante, fue el comienzo de una historia de terror para la joven.

La ceremonia costó un total de 20 mil dólares, un número importante para aquel entonces. Julie, la mamá de Lauren, decidió ayudar a su hija y se hizo cargo de todos los gastos de forma íntegra. Por esta razón y, para agradecerle el gesto, Lauren decidió invitar a su madre a la luna de miel. Acción de la que se arrepentiría durante toda su vida.

Lo que sería una divertida luna de miel para al feliz pareja, se convirtió en un escenario desolador. Paul White abandonó a la joven dos semanas luego de celebrada la boda para comenzar una nueva vida con la que hasta entonces, había sido su suegra. De hecho, la madre de Lauren, que se llevaba muy pocos años de diferencia con su propia hija, no tardó en quedar embarazada de Paul.

Una madre tiene un bebé con el marido de su hija después de pagarle la boda  de sus sueños

En julio de 2005, un año más tarde de que Paul se fuera de la casa que compartía junto a Lauren, Julie dio a luz a su bebé. “Ella me dijo que el padre era otra persona, pero yo sabía la verdad. Mi madre pagó la boda de mis sueños y después tuvo un bebé con mi marido”, sentenció entre lagrimas la joven para The Mirror.

Paul se llevaba muy bien con mi madre, pero nunca me pareció extraño en tanto que ella era su suegra y él solo intentaba ser amable”, contestó Lauren ante la pregunta inevitable sobre posibles sospechas previas. Fue una hermana de Lauren la que descubrió lo impensado. Revisando el teléfono celular de su madre encontró los mensajes que se mandaba con el marido de su hija.

“Aún no puedo creer que las dos personas que amaba pudieran traicionarme así. Es una de las peores cosas que una madre puede hacerle a una hija. Puede que Paul haya sido un mal novio, pero es que ella es mi madre. Se supone que debe protegerme por encima de todo lo demás. Nunca la voy a perdonar”, finalizó Lauren, profundamente dolida.

En la actualidad, Lauren logró continuar y rehízo su vida con una nueva pareja que según afirma, jamás la defraudará. Por otro lado, casi no mantiene el contacto con su madre, que trabaja en servicios infantiles y continua casada con el que fue su exyerno.

¡Cada familia es un mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *